Desde que Calderón era secretario de energía de Fox, le abrió la puerta a Odebrecht

GurúPOLÍTICO

Desde que Calderón era secretario de energía de Fox, le abrió la puerta a Odebrecht

Publicado el día 09 de Agosto del 2020
GurúVisitas 1

El caso de corrupción de Odebrecht fue una noticia que cimbró en américa latina, sin embargo en México poco se habló del asunto.
Ahora que el ex director de PEMEX, Emilio Lozoya se encuentra en medio de acusaciones; una de ellas es el haber recibido 10 millones de dólares para la campaña del entonces candidato del PRI, Enrique Peña Nieto.

Pero Odebrecht no llegó con Enrique Peña Nieto, desde el sexenio de Vicente Fox se le abrieron las puertas y Felipe Calderón, en ese entonces Secretario de Energía.

En el 2003, Calderón Hinojosa, “ideó el contrato ‘Etileno XXI’ para favorecer a Marcelo Odebrecht”, de acuerdo con información recabada por la revista Proceso.

“Con dicho contrato, Calderón sangró al Estado con miles de millones de pesos, permitió al Marcelo Odebrecht establecer una plataforma fraudulenta para mover millones de dólares a diversos países y le endosó a Enrique Peña Nieto la tarea de facilitarle al brasileño la ingeniería financiera un contrato de alcance transexenal”, señala el reportaje.

En el artículo del medio citado, se da a conocer que la Fiscalía General de la República (FGR), tiene en su poder la documentación que forma parte de un expediente abierto desde el 2017 por la trama de los sobornos de Odebrecth.

“En los papeles en poder de la FGR, entre éstos declaraciones de testigos, documentos internos de Pemex e incluso de Idesa –la empresa asociada con Braskem, filial de Odebrecht que tiene el contrato de Etileno XXI–, se establece que fueron directamente la presidencia de Felipe Calderón y Martin Werner, subsecretario de Hacienda del sexenio de Ernesto Zedillo, los que afinaron la fórmula del etano y modificaron el contrato para que la trasnacional brasileña tuviera ganancias de 30% por un plazo de 20 años”, señala. 

También se menciona que previo a la elección presidencial del 2018; fueron denunciados ante la extinta Procuradoria General de la República (PGR), por el posible desfalco a PEMEX por 1,935 millones de pesos en 2016; los expresidentes Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018), así como el extitular de Petróleos Mexicanos (PEMEX), Emilio Lozoya Austin, y el exsecretario de Hacienda y quien era candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio Meade Kuribreña,

Alfredo Figueroa Fernández, denunció a los funcionarios mencionados por un contrato “desventajoso” que PEMEX hizo con Braskem (de Odebrecht) e Idesa (de la familia de Gerónimo Gutiérrez Fernández –entonces subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación (Segob)– y que le permite al consorcio comprarle a la petrolera etano “barato” durante los próximos 20 años.

“Tiene que hacerse una investigación muy profunda para deslindar responsabilidades, ver quiénes han sido los beneficiados directos, pero también los indirectos por el conjunto de decisiones y las implicaciones del grupo político del periodo de Enrique Peña Nieto, y que estuvo construido desde el periodo de Felipe Calderón. Desde luego, lo que tiene que revisarse es desde su propia génesis si este contrato de suministro que era desventajoso para PEMEX no es nulo desde su origen por la ilegalidad con la que se firmó”, dijo el integrante de la organización Ahora.

Después de la denuncia, la Auditoría Superior de la Federación evidenció en la Cuenta Pública 2017 (publicada en febrero de 2019) más pérdidas para PEMEX por 1,707 millones de pesos en 2017, porque el costo de producción y transporte de etano fueron mayores que los ingresos por su venta al complejo “Etileno XXI” de Braskem-Idesa. Por lo que el daño a PEMEX en 2016 y en 2017 asciende a 3 mil 642 millones de pesos.

Calderón-Odebrecht

Durante el sexenio de Felipe CalderónHinojosa se echaron los cimientos para el Complejo “Etileno XXI” ubicado en Cotzacoalcos, Veracruz, para suministrar etano, mediante los centros procesadores de gas de Ciudad PEMEX, Nuevo PEMEX, Cactus y del Complejo Petroquímico Cangrejera.

Una de las evidencias que involucra a Calderón con Odebrecht es un correo electrónico entre dos ejecutivos de ese consorcio, llamados Roberto Prisco Ramos y Alexandro Alencar, en el cual gestionaron una reunión entre el expresidente Calderón y el entonces presidente de Brasil, Luis Inacio Lula da Silva como parte de su estrategia de negocios en PEMEX.

75 días después del correo entre Prisco y Alexandro Alenacar, se dio la reunión entre Calderón y Lula da Silva (el 23 de febrero del 2010). El encuentro se celebró en Cancún, Quintana Roo y en el acto, los presidentes emitieron un comunicado conjunto en el que celebraban la inversión de 2,500 millones de dólares que hacía Braskem y la mexicana IDESA, de Guillermo Gutiérrez Saldívar en la construcción del complejo Etileno XXI que hoy opera en Veracruz fabricando polietileno.

Mediante un “proceso de subasta” entre 12 inversionistas privados, PEMEX Gas y Petroquímica Básica (PGPB), actualmente Pemex Transformación Industrial (PTRI), adjudicó un “Contrato de Suministro de Etano” por un periodo de 20 años a un grupo de dos inversionistas: el consorcio formado por la brasileña Braskem (con participación accionaria de Odebrecht) junto con la mexicana Idesa.

Braskem-Idesa invirtió 5 mil 200 millones de dólares para diseñar, financiar, construir, poseer y operar una planta de etileno y dos o tres plantas de polietileno con la infraestructura de servicios y de accesos.

Se pactó el inicio de operación a más tardar al 30 de junio de 2015, así como un año de pruebas previo a su operación (30 de junio de 2014). Pero, observó la ASF, no generó valor económico ni rentabilidad para PEMEX en 2016 pues empezó a operar hasta marzo.

Con Enrique Peña Nieto como presidente y Emilio Lozoya en la dirección de PEMEX, se formalizó el 13 de diciembre de 2012 un contrato por adjudicación directa de “Servicios de Transporte de Etano” por ducto, el cual consideró la construcción de un etanoducto de 226 kilómetros, para la conexión entre los centros procesadores de gas de Ciudad Pemex, Nuevo Pemex, Cactus y el “Complejo Etileno XXI”, así como del Complejo Petroquímico Cangrejera al “Complejo Etileno XXI”.

En julio de 2015 el Consejo de Administración de PEMEX autorizó que el monto del contrato por los 20 años 6 meses de su vigencia por el transporte pasaría de 982 millones de dólares a 1,346 millones de dólares, con una tarifa anual de 65 millones 746 mil dólares por cambios de diámetros en los ductos, de válvulas, instalación de calentadores y por problemas sociales que ocasionaron cambios de ruta.

Aquí te dejamos un video del ahora Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, denunciando el atraco a PEMEX.

Con información de Sin Embargo



¿Tienes fotos y videos de algún acto de posible negligencia, corrupción o abuso de autoridad?
Mándalo al WhatsApp de Guruchuirer: 5517309835.



Notas relacionadas