GurúNOTICIAS

Con veneno de alacrán científico de la UNAM logra frenar propagación del cáncer

Con veneno de alacrán científico de la UNAM logra frenar propagación del cáncerGuru /Jueves, 9 de diciembre del 2021


El investigador del Instituto de Química de la UNAM, Federico del Río Portilla, obtuvo el primer lugar del Programa para el Fomento al Patentamiento y la Innovación por su descubrimiento para evitar la propagación del cáncer con un compuesto hecho a base de veneno de alacrán.

Del Río Portilla creó una fórmula que evita el proceso de metástasis, como se le conoce a la propagación del cáncer hacia otros órganos.

Esta investigación representa una esperanza que mejoraría el tratamiento de esta enfermedad, pues el proceso de metástasis complica el control del cáncer.

El estudiante de la UNAM formuló un compuesto que no elimina las células cancerosas, sólo evita la migración del cáncer.

“No es un veneno para las células. Si logramos evitar la migración, esto es relevante porque quieres mantener controlado el cáncer; te lo inyectas, no tiene efectos negativos en tu cuerpo, pero a las células cancerígenas las está frenando”, explicó el investigador a Gaceta UNAM.

La terapia se basa en la tamapina, un compuesto extraído del veneno de alacrán 

Ante esta realidad y para combatir la enfermedad, el investigador del Instituto de Química, Federico del Río Portilla, junto con su equipo de trabajo, elaboró una formulación –con veneno de alacrán– que evita el proceso conocido como metástasis, es decir, la propagación hacia otros órganos, lo que dificulta su tratamiento.

Del Río Portilla y su equipo se enfocaron en este canal para bloquearlo mediante una nueva terapia basada en tamapina, un compuesto extraído del veneno del alacrán Mesobuthus tamulus, también conocido como escorpión rojo indio.

La toxina ya ha sido patentada, pero la investigación mexicana está enfocada a evitar la migración de células cancerígenas. Por ello, el compuesto desarrollado en la UNAM implicaría una nueva patente ya que tiene otra forma de actuar.

“Lo que hace el medicamento es contener para dar tiempo a que otras moléculas puedan prepararse y derrotar al enemigo, eso es lo que hace, es un medicamento de contención”, dijo Federico del Río.

La patente, en caso de ser aprobada, serviría para atender cáncer de piel, de próstata y de mama.