GurúDEPORTES

“Quiero trabajar en Japón”, atleta de Uganda abandona su delegación en Juegos Olímpicos

“Quiero trabajar en Japón”, atleta de Uganda abandona su delegación en Juegos OlímpicosGuru /Sábado, 17 de julio del 2021


El atleta olímpico de Uganda  Julius Ssekitoleko, en paradero desconocido desde el pasado viernes, tenía la intención de «empezar una nueva vida». Así lo hizo constar en una nota dejada en el hotel del que se fugó y donde estaba instalada el resto de la delegación del país africano. El levantador de pesas abandonó el hotel sin avisar a nadie y con la idea de buscar un trabajo en Japón.

El levantador de pesas Julius Ssekitoleko, de 20 años, se encontraba desde finales de junio en Izumisano, la localidad japonesa donde el equipo olímpico de Uganda tiene su alojamiento e instalaciones de entrenamiento previos a los Juegos Olímpicos de Tokio, pero iba a volver a su país en la próxima semana al quedarse fuera de la lista olímpica definitiva, según rezaba el comunicado remitido a Kyodo por la jefa de la misión olímpica ugandesa, Beatrice Ayikoru.

El viernes se constató que había desaparecido del hotel sin previo aviso, a pesar de las prohibiciones de la burbuja, que impiden a los participantes en el evento desplazarse a ningún lugar que no sea el hotel, su lugar de entrenamiento o localizaciones previamente aprobadas por la organización. El atleta no se presentó al test diario anticovid y se confirmó que no se encontraba en el hotel con el resto de la delegación de Uganda.

Según funcionarios de Izumisano, Ssekitoleko había dejado escrito en su nota que no quería regresar a Uganda por las condiciones de vida difíciles del país africano y pidió a los miembros de su delegación que le entregaran sus pertenencias a su esposa en su país de origen. «Quiero trabajar en Japón»,decía el atleta en la nota.

El levantador de pesas continúa en paradero desconocido, aunque un representante de Uganda consiguió contactar con él por teléfono el viernes por la tarde, pero no obtuvo más información. Además, según publica la agencia local de noticias Kyodo, el deportista se marchó sin avisar del hotel y compró un billete de tren bala con destino a Nagoya, situado a 200 kilómetros.

Incidentes antes de los Juegos Olímpicos

Mientras siguen creciendo los contagios en Tokio y aumenta el recelo de la población nipona por la celebración de los Juegos Olímpicos, los últimos incidentes ocurridos a una semana de la ceremonia de inauguración de Tokio 2020 hacen crecer el malestar entre los japoneses más reacios al evento.

El levantador de pesas huido es uno de los nueve atletas del equipo ugandés que estuvo en aislamiento tras detectarse dos positivos en coronavirus a su llegada a Japón el pasado 19 de junio y que seguía sometiéndose a los test diarios estipulados en la normativa anticovid de Tokio 2020, junto al resto del equipo. Según EFE, los test más recientes habían sido todos negativos, pero el abandono de la burbuja por parte del atleta ha generado malestar y ha cuestionado la seguridad dado el  incumplimiento de las medidas impuestas.

Además, este sábado se ha confirmado el primer positivo por coronavirus en la Villa Olímpica. Se trata de un miembro de una delegación extranjera instalado ya en el complejo residencial, pero no de un atleta.