GurúPOLÍTICO

Detienen a Luis Cardenas Palomino, mano derecha de Calderón en la Policía Federal

Detienen a Luis Cardenas Palomino, mano derecha de Calderón en la Policía FederalGuru /Lunes, 5 de julio del 2021


Luis Cárdenas Palomino, uno de los mandos policiacos más importantes del gobierno de Felipe Calderón, fue detenido la madrugada de este lunes por elementos de la Secretaría de la Marina y puesto a disposición de la Fiscalía General de la República.

Al ex titular de la extinta División de Seguridad Regional de la extinta Policía Federal y mano derecha del ex secretario de Seguridad en tiempos de Calderón, Genaro García Luna, hoy preso en Estados Unidos, se le cumplimentó una orden de aprehensión por del delito de tortura.

La detención fue realizada tras un operativo realizado en el municipio de Naucalpan, Estado México.

La orden de aprehensión fue dictada en septiembre del 2020 por un juez federal, bajo la acusación contra Cárdenas Palomino de haber torturado a Mario Vallarta Cisneros, quien junto a Florence Cassez fue exhibido ante las cámaras de Televisa el 27 de abril de 2012 como un supuesto miembro de la banda de secuestradores de “Los Zodiaco” en un montaje televisivo encabezado nada más y nada menos que por Carlos Loret de Mola. 

Cárdenas Palomino trabajó junto con García Luna desde finales de los años noventa, cuando ambos desempeñaron roles importantes en el extinto Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

García Luna y Cárdenas Palominos ya tienen denuncias de la 4T en su contra

El ex secretario de Seguridad Pública Genaro García Luna y Luis Cárdenas Palomino, responsable de Seguridad Regional de la Policía Federal (PF)durante el sexenio de Felipe Calderón ya fueron denunciados por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y a cargo de Santiago Nieto. 

Se trata de dos denuncias contra García Luna, —quien fuera conocido  como el súper policía por la cantidad de poder que llegó a acumular— y una más contra Cárdenas Palomino. 

“Presentamos dos denuncias relacionadas con el caso del señor García Luna y una adicional vinculada con el señor Cárdenas Palomino, además de que se ha proporcionado la información a los fiscales en New York para el procesamiento del caso”, dijo el año pasado en una breve entrevista ante diversos medios de comunicación el titular de la UIF, Santiago Nieto Castillo. 

El funcionario informó que también han solicitado información a Estados Unidos, para ampliar la investigación que se tiene en México contra García Luna.

“Hemos también pedido información a Estados Unidos para poder ampliar la investigación que tenemos nosotros. Como se ha hecho público por parte de la UIF se descubrió una red de corrupción, pero nos faltaría la información de Estados Unidos que está vinculado con delitos contra la salud con narcotráfico”, afirmó.

García Luna, quien fue secretario de Seguridad Pública desde finales de 2006 a 2012 bajo el gobierno de Felipe Calderón, está acusado en Nueva York de tres cargos de asociación delictiva para el tráfico de cocaína y de falso testimonio. Durante ese periodo habría brindado protección al Cártel de Sinaloa que encabezaba, Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera, sentenciado a cadena perpetua en una prisión de Brooklyn, Nueva York. 

Santiago Nieto, titular de la UIF. Foto: Especial.

No obstante, García Luna se ha declarado inocente de las acusaciones de los fiscales, quienes alegan que recibió enormes cantidades de dineropor parte del Cártel de Sinaloa, a cambio de permitir que este traficara cocaína a sus anchas.

Algunos periodistas han proporcionado información de alto calibre que vinculan a Calderón con el Cártel de Sinaloa; la argentina Olga Wornat dijo recientemente al periodista Julio Hernández que tuvo acceso a tres videos incriminatorios en los que García Luna menciona el nombre de Calderón, uno de ellos, sucede en el aeropuerto de Toluca donde el ex secretario de Seguridad se reúne con jefes del narco, recibe dinero y habla a nombre de Felipe Calderón.

Por su parte, la periodista Anabel Hernández dijo en una entrevista que concedió a sus colegas Álvaro Delgado de Proceso y Alejandro Páez de SinEmbargo, que  el narcotraficante Edgar Valdez Villarreal, alias “La Barbie”, podría ser el testigo estelar, si se llega al  juicio contra García Luna.

La periodista refirió en esa entrevista que La Barbie le envió una carta desde la prisión en noviembre de 2012, unos días antes de concluyera el Gobierno de Felipe Calderón, donde describe no sólo los millonarios sobornos que recibían Genaro García Luna, Luis Cárdenas Palomino, Facundo Rosas Rosas, Armando Espinosa de Benito, Ramón Pequeño y una larga lista, sino que incluso señala que el propio Calderón Hinojosa, entonces Presidente de la República, era el “que encabezaba reuniones de narcos”.

Luis Cardenas Palomino. Foto: Especial

Estados Unidos ya había pedido capturar a Cárdenas Palomino

Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño, ex mandos de la Policía Federal bajo las órdenes de Genaro García Luna, también están acusados en Estados Unidos de recibir sobornos de los cárteles de narcotráfico en México.

La información fue dada a conocer por la reportera de ProPublicaGinger Thompson, quien obtuvo la primicia de la detención de García Luna en Estados Unidos, en diciembre pasado, por cargos de conspiración de tráfico de drogas y de realizar declaraciones falsas.

“El gran jurado encontró que en lugar de combatir a los cárteles, hay evidencia de que estos hombres estuvieron colaborando con (los cárteles) y aceptando sobornos de ellos”, escribió Thompson.

Se presume que García Luna habría recibido millones de dólares del Cártel de Sinaloa, liderado por Joaquín “El Chapo” Guzmán.

El reporte indica que Ramón Pequeño “supervisó las unidades antinarcóticos que fueron examinadas especialmente por la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos, y que estaban relacionadas con dos masacres en México que dejaron decenas, posiblemente cientos, de personas muertas y desaparecidas”.

Pequeño García se desempeñó como jefe de inteligencia de la Policía Federal, mientras que Cárdenas Palomino como jefe de la División de Seguridad Regional de la misma institución.

Ambos pertenecían al círculo más cercano de García Luna, y habían sido elogiados por las autoridades estadounidenses por su lucha contra el narcotráfico en México.

No obstante, hoy fueron acusados luego de encontrar evidencia de su colaboración y los sobornos que aceptaron del narco, según Propublica, quien señaló a Pequeño como el encargado de supervisar unidades antinarcóticos investigadas por la Agencia Antinarcóticos (DEA).

Los fiscales estadounidenses anunciaron que sería acusados bajo el Estatuto Kingpin, que permite sancionar a personas que forman parte de organizaciones criminales a las que se supone deberían combatir.

Ya en mayo pasado, la Unidad de Inteligencia Financiera mexicana había denunciado a Cárdenas Palomino por lavado de dinero, y se habían también congelado sus cuentas.

Los tres ex funcionarios, Pequeño García, Cárdenas Palomino y García Luna fueron señalados por un amplio grado de cooperación con el Cártel de Sinaloa, pues habrían acordado no interferir con los envíos de droga de ese cártel, la mayoría de ellos hacia Estados Unidos.

De igual forma, se presume queproporcionaban a los líderes del cártel información sobre operaciones de justicia en su contra, y se enfocaban en los otros cárteles para hacer arrestos.

Además, asignaban a funcionarios corruptos a supervisar a las agencias de seguridad en las zonas donde operaba el Cártel de Sinaloa.