GurúVIRAL

Profesor vende su vocho por falta de dinero y ex alumnos hacen la “vaquita” para comprarlo y regalár

Profesor vende su vocho por falta de dinero y ex alumnos hacen la “vaquita” para comprarlo y regalárGuru /Viernes, 30 de abril del 2021



Debido a sus problemas económicos, un docente jubilado de 87 años puso a la venta su Volkswawen Beetle, que compró hace casi 50 años, aunque sus ex alumnos se enteraron y decidieron comprarlo.

Marcelo Siqueira, quien fue maestro durante 26 años de Historia y Geografía en la escuela estatal Doña Carola de Curitiba, en Brasil, era conocido en su barrio por el perfecto estado en que conservó su coche desde 1972.

Claudio Martins, uno de sus ex alumnos del profesor, dijo al medio brasileño RPC que cada vez que veían un vocho por la calle sabían que era el profesor Marcelo.

A su vez, aseguró que el hombre se sentaba con ellos y les daba consejos, por lo que “fue esencial en esa parte de nuestras vidas de niños para pensar hacia el futuro”.

Por eso, al enterarse de que Marcelo puso en venta su auto, los ex alumnos se organizaron en un grupo de WhatsApp y comenzaron a juntar dinero para comprarlo.

Una vez completado el monto que el profesor pedía por su vehículo, organizaron una sorpresa, que incluyó a las cámaras de televisión y la complicidad del hijo del profesor.

Para llevar a cabo la sorpresa, el medio entrevistó al hijo del docente con la excusa de la venta del vehículo, para después proponerle a Marcelo que diera una última vuelta mientras esperaban al comprador.

En ese momento, un amigo de la familia salió al volante y, metros más adelante, hizo como si se le hubiera detenido. Fue ahí cuando sus ex alumnos aprovecharon para acercarse y le dijeron lo que ocurría.

Cuando le entregaron la llave de su coche y lo ovacionaron, Marcelo lloró de alegía porque además le explicaron que también lo iban a remodelar y dejar en mejor estado.

Sin embargo, cuando el hombre quiso regresar a su casa, el auto no arrancó, por lo que sus ex alumnos tuvieron que empujarlo.



La forma de detectar el covid-19 ha evolucionado rápidamente, del incomodo test con un hisopo se pasó a las pruebas rápidas y a las sanguíneas. Y ahora Austria ha comenzado a probar una alternativa mucho más amigable para los niños: un dispositivo con forma de paleta de caramelo.

Autoridades sanitarias probaron en jardines de niños los novedosos dispositivos de detección que podrían ser una alternativa para los niños que temen los test nasales o en la garganta. Un grupo de pequeños probó esta semana en una guardería de Viena este nuevo procedimiento.

Con la reapertura de los centros escolares, se teme que las variantes más contagiosas del virus se expandan, especialmente entre los niños.

Para "controlar los contagios" y proponer "una alternativa sensible a otras opciones de test", la provincia austriaca de Burgenland ya reservó 35 mil de estas pruebas de detección, dijo a la AFP un portavoz del gobierno regional.

Los padres de esta región recibieron una carta para informarles que cada niño recibiría gratuitamente tres de estos test por semana.

"Es lógico tener controles más estrictos en el ámbito de la educación", dijo Dominik Krotschek, padre de un niño de tres años.

"No ha habido ningún problema: hoy lo volvimos a hacer y funcionó bien", dijo.

Estos dispositivos fueron inventados por Manuela Foedinger, que dirige el laboratorio del hospital Kaiser-Franz-Joseph de Viena, que ya ideó otro método fácil de usar, con gárgaras, muy utilizado en este país de 8,9 millones de habitantes.

Actualmente, Foedinger lleva a cabo un estudio en cinco jardines de infancia con niños entre uno y seis años para determinar la fiabilidad de estos test con miras a extender su uso, dijo un portavoz. 

Con información de Milenio.