GurúOPINIÓN

AMLO cerró dos bocas: La de Claudio X Gonzáles y del PRIAN

AMLO cerró dos bocas: La de Claudio X Gonzáles y del PRIANGuru /Lunes, 15 de febrero del 2021



La desesperación de Claudio x González y del PRIAN, los lleva a tratar de entorpecer de manera mediática, con sus medios masivos de comunicación, y en las redes sociales, en donde twitter su director es panista. Todos los días, a todas horas, la estrategia de no dejar hacer y no dejar pasar según ellos, recriminan y llegan hasta ofender la figura presidencial de AMLO. La fecha límite de 6 de junio, les está cayendo encima y no saben cómo quitarse esa lápida de votos que ya viene se escuchando desde el 2018.

Es tanta la angustia, que se molestan porque el aeropuerto de santa lucía, que ya está en construcción de manera rápida, y que la inversión es solamente de 75 mil millones de pesos, haciéndose un ahorro de 225 mil millones de pesos. Porque el aeropuerto neoliberal de Texcoco, costaría 300 mil millones de pesos. El ahorro de un régimen de bienestar y la corrupción de un régimen neoliberal. La gran diferencia.

El aeropuerto de Texcoco, no sólo era posible como ya sabemos, por el daño ambiental y porque se estaba inundando, medio metro por día. Ellos no les importaban a los usuarios. Lo que interesaba era hacer la gran corrupción sexenal. Era construir un aeropuerto en donde el dinero iba a correr como rio en las manos de los oligarcas. Se construiría un centro comercial como tipo santa fe, que para el pueblo no le serviría de nada. La imposibilidad de hacer un proyecto de obra pública lo quisieron hacer posible, porque las probabilidades del robo de miles de millones de pesos estaban ya a la vista.

El insomnio de los conservadores, es porque querían seguir destruyendo al país, querían continuar con el saqueo desmedido de la ambición de esta oligarquía, representado hoy por Claudio X González, quién se ha hecho millonario, por medio del enriquecimiento ilegal. Su Padre Claudio X González, junto a Carlos Salinas de Gortari. Son los padres de la corrupción en México. Son estos los que han hecho de la pobreza su modus vivendi. Los que han hecho de la miseria de mexicanas y mexicanos su vil riqueza. Pero hoy se le está poniendo freno. De ahí la bravura en su lucha mediática diaria.



Los palos de ciego que dan los privilegiados, es nada más gritos de rabia, son eso alaridos del vencido, son esas palabras que se vuelven en lluvias de ideas, pero que a la vez se vuelven en una tormenta en un vaso de agua y ahí queda ahogadas sus palabras. Se dan cuenta que la efectividad de sus medios, columnistas e intelectuales, no da resultados. Se dan cuenta que todas estas voces, gritando al unísono, pierden cordura, se van perdiendo en el océano de ese silencio que los hace sordos, porque ya no escuchan lo que proponen. Así como encienden una palabra falsa, se apaga por sí sola, porque esta carece de fundamento, de razonamiento. La palabra perdida en su laberinto neoliberal.

La ansiedad por no tener el robo a manos llenas, los lleva a que vivan en una esquizofrenia colectiva, viven una realidad que sólo ellos viven. Viven con el adoctrinamiento de Héctor Aguilar Camín y Enrique Krauze. Y que bueno, porque estos personajes lo único que saben soltar son incoherencias y hablar en voz alta. Y no se dan cuenta que perder la realidad es una enfermedad psiquiátrica, que no tiene cura, pero si tiene control con medicamentos y ayuda profesional. Pero como la pérdida de juicio es aguda, y grupal, pues en estos momentos no se asoma el equilibrio, porque Camín, Krauze y Claudio X, están viviendo, están caminando y hablando como si estuvieran en el hospital psiquiátrico Fray Bernandino, pero no adentro. Ellos se pasean en el parque de enfrente, viendo las rosas del mercado de las flores, esperando que una flor se abra y les hable. Pero desgraciadamente las flores no hablan, solo se huelen. Y la oligarquía ya perdió el olfato, y el gusto se les va como agua entre las manos.

Es por ello que ya cerraron sus bocas, con el aeropuerto de santa lucía, el proyecto aeroportuario se está concluyendo.

Y las dos bocas tanto de Claudio X González y del PRIAN, están quedando mudas ante los proyectos de AMLO y la cuarta transformación. Por más que griten, pataleen y hagan berrinches, la vida democrática es un viento que nos ha invadido, y al pueblo digno nos da oxígeno. A la oligarquía los ahoga.



Que sigan con su estrategia mediática fallida, porque nosotros ya no nos detiene nadie, el cambio verdadero lo palpamos, lo sentimos, porque es la mejor medicina que nos ha dado AMLO. Ya no hay marcha atrás. El drama de la derecha la tendremos todos los días, pero solo es eso, teatro y más teatro. La película ya la sabemos. Que por cierto hasta sus cines están ya cerrados, porque no saben vivir de la honestidad y bajo un régimen democrático. El agua ya les llegó hasta el cuello, y los sorbos de agua no les quita su sed de venganza, los va ahogando lentamente.

David Vargas Araujo.

@DavidVargasA18

Luchador social toda mi vida. Expreso político, encarcelado injustamente en el Penal de

Máxima Seguridad de Puente Grande, Jalisco. Actualmente, asesor en la Cámara de

Diputados del Congreso de la Unión. Afortunadamente, fui uno de los primeros presos

liberados por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.