GurúNOTICIAS

PROFECO revela 47 marcas de productos “light” que son casi lo mismo que las originales

PROFECO revela 47 marcas de productos “light” que son casi lo mismo que las originalesGuru /Martes, 5 de enero del 2021



Algunas versiones "light" de productos con grasa o azúcar son prácticamente lo mismo que sus versiones originales, encontró la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco). Por Dante García Berlanga, @limpicatto.

En uno de sus estudios de calidad correspondiente a enero de este 2021, la Profeco exhibió 47 productos que usan el término "light" demasiado a la ligera. Se trata de refrescos, néctar, harinas de hot cakes, mermeladas, cajetas, polvos para preparar bebidas y hasta salsa cátsup, mayonesa, aderezos, leche y frijoles.

Estos productos, o reducen muy poco sus grasas o azúcares, o, aunque digan «sin azúcar», añaden azúcares. Profeco además señala que «te están tomando el pelo» si los productos afirman que hacen bajar de peso.

Refrescos y néctar

En el caso de refrescos, la reducción de azúcares es del 100%, pero esto se debe a que sustituyen el azúcar por edulcorantes no calóricos; Sucralosa, Aspartame y Acesulfame K.

Productos que prácticamente mienten sobre su contenido de azúcar

Profeco encontró que el polvo para preparar gelatina, Jello reducida en azúcar sabor a Limón o Jello Cero, baja en calorías, no hay ninguna diferencia.

Lo mismo con las marca de cajeta Las Sevillanas, no hay diferencia entre su Cajeta de leche de cabra de 660 gramos y su Cajeta de leche de cabra «sin azúcar» de 360 gramos; ambas tienen el mismo aporte calórico.

La crema de cacahuate Skippy «reducida en grasa» tiene apenas ocho por ciento menos aporte calórico que la Skippy crema de cacahuate untable.

Los polvos para preparar bebidas de chocolate apenas y reducen en 10 por ciento el aporte calórico; Cal C Tose reducido en azúcar sólo baja el aporte calórico en siete por ciento, Choco Milk reducido en azúcar tiene apenas nueve por ciento menos.

Etiqueta «0% azúcar añadida» no significa que el producto no tenga azúcar

Mermeladas, cajetas, bebidas de frutas, néctares y catsups suelen tener etiquetas con «sin azúcar añadida» o «0% azúcar añadida»; esto «no significa que el producto no tenga azúcar, aunque su aporte energético sea inferior al de su alimento convencional».

Esto se debe a que siguen teniendo azúcares, y esto es especialmente delicado para personas diabéticas, quienes deben tomar esto en cuenta.

Mayonesas "light" con altos contenidos de grasa

Profeco indica que las mayonesas "light" de todas formas tienen altos contenidos de grasa, que es su mayor contribución energética. La marca que peor comete esta falta es Hellmanns con sólo nueve por ciento de reducción del aporte calórico; mientras que McCormick light tuvo 44% de menor aporte calórico que la versión normal.

Leches bajas en grasas tienen poco menos de la mitad de grasa que versiones originales

Las leches ultrapasteurizadas bajas en grasas de Alpura tienen 42 por ciento menos que la regular, Borden tiene 34 por ciento menos, Lala 34 por ciento menos.

La leche mejor calificada es «Lala 100 sin lactosa light reducida en grasa»; tiene 17 por ciento menos grasa que «Lala 100 sin lactosa».

Otros productos

Los frijoles refritos Isadora bajos en grasa apenas tienen 13% de aporte calórico que los normales, mientras que la presentación Sierra sin grasa tiene 47% menos que la presentación regular.

Mientras que la gelatina DGari light bajo en calorías tiene 86% de disminución del aporte calórico de la que tiene la presentación regular de DGari; la gelatina Pronto light sin azúcar tiene 71% menos de aporte calórico que la Reducida en azúcar.

Las mermeladas McCormick y Smuckers en su versión reducida en azúcar o sin azúcar con respecto a la normal tienen 45% y 59% de menor aporte calórico, respectivamente.



NUEVO ETIQUETADO FRONTAL

En materia de hábitos de alimentación saludable, varios países han avanzado en el etiquetado frontal en el rótulo de los alimentos envasados. Con la media sanción del Senado, la Argentina se suma a esta iniciativa.

Esta estrategia se ha implementado de manera obligatoria en muchos países de América Latina, como Chile, Ecuador, México, Uruguay y Brasil, aplicando distintos modelos de perfiles nutricionales.

Según datos de la 4° Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) realizada en 2019, la prevalencia de exceso de peso (sobrepeso + obesidad) es de 66,1% en nuestro país. Esta es una de las problemáticas que busca resolver la ley: mejorar la nutrición al promover una alimentación apropiada y saludable, mientras se advierte sobre el contenido de azúcares, grasas, sodio y/o calorías en los alimentos procesados, con el objetivo de disminuir las enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT), como la obesidad y otras formas de malnutrición.

De esta manera, además de la información obligatoria que deben contener los rótulos de los alimentos, estos deberían informar en la cara principal del envase mediante octógonos negros con bordes y letras blancas si el alimento posee exceso en grasas totales, grasas saturadas, sodio, azúcares y/o calorías. Así, habrá alimentos sin ningún octógono en su rótulo, alimentos con un solo octógono o con más de uno. A su vez, se debería advertir a los consumidores si el producto contiene edulcorantes mediante la leyenda "Contiene edulcorantes, No recomendable en niños/as" y, en caso de contener cafeína, con la leyenda "Contiene cafeína. evitar en niños/as".

La comunicación y la educación del consumidor son fundamentales para que esta medida tenga éxito. Actualmente, el rótulo de los alimentos proporciona información sobre el contenido de nutrientes, los que se encuentran expresados por porción de alimento y porcentaje del valor diario recomendado (%VD). Es importante destacar que el consumidor debe estar atento a dichos valores, ya que, en base a lo dispuesto en la futura Ley de Etiquetado Frontal, un alimento podría tener un octógono por exceso de sodio cada 100 gramos o cada 100 ml, pero no así por porción, y de esta manera no se esté ingiriendo una cantidad tan elevada de determinado ingrediente. De hecho, hay categorías de alimentos de alta calidad nutricional que, dada su composición, podrían ser abarcados por estas medidas y ser desestimados por el consumidor. Es necesario aguardar al tratamiento de la ley en Diputados, circunstancia en la que puede revisarse esta situación y adoptarse criterios que permitan a esta ley alinearse con las recomendaciones de las guías nutricionales para nuestra población.

Al mismo tiempo, algunos nutrientes que la población está consumiendo en exceso como azúcares, grasas saturadas y sodio, no siempre provienen exclusivamente del consumo de alimentos procesados. Los alimentos preparados en casa, en restaurantes o en locales de comida rápida pueden representar un importante aporte de esos nutrientes en la dieta de las personas.

Más allá de que todavía queda mucho por hacer en esta materia, es clave proporcionar información al consumidor que le permita concientizarse sobre qué compra y consume y tomar decisiones más saludables en la elección de sus alimentos. De esta manera, ayudar a los ciudadanos a mejorar su alimentación puede dar respuesta a algunos problemas relacionados con el sobrepeso y la obesidad.

Con información de Regeneración.mx