GurúPOLÍTICO

AMLO participó en la reunión del G-20

AMLO participó en la reunión del G-20Guru /Sábado, 21 de noviembre del 2020



Por: Lizbeth Álvarez Martínez. 

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) participó esta mañana en la cumbre la cumbre del G-20, abordó varios temas, entre ellos el de la salud como derecho humano fundamental e hizo un llamado a los líderes mundiales a trabajar de manera conjunta para lograr la recuperación económica, tras los estragos ocasionados por la pandemia del Covid-19 a nivel mundial. 

Frente a los representantes de las 20 economías más poderosas del mundo como Estados Unidos, Rusia, China, Alemania, Canadá, entre otras; el mandatario mexicano enumeró cinco lecciones importantes, que, a su consideración, nos ha dejado la enfermedad.

1.- La salud es un derecho humano fundamental, que el Estado tiene que garantizar haciendo a un lado el afán de lucro, la atención médica, las vacunas y las medicinas deben ser gratuitas de aplicación universal, como lo establece la resolución de México aprobada en la ONU casi por unanimidad con 179 países a favor.

2.- Es mejor prevenir que curar. De ahí la importancia de promover una alimentación saludable, evitar los productos con excesos de sal, azúcares, grasas y químicos. Tengamos en cuenta que los más afectados por la pandemia han sido los enfermos de hipertensión, diabetes y obesidad; y esas enfermedades crónicas se precipitan por la mala alimentación y la ausencia del ejercicio físico y del deporte.

3.- Considerar a la familia como la principal institución de la seguridad social. Evitar su desintegración y no abandonar a los adultos mayores en albergues o asilos que por confortables que sean, nunca suplirán el amor que ofrecen los seres queridos.

4.- Confiar más en la responsabilidad de la gente. Garantizar ante toda circunstancia, la libertad y abandonar la tentación de imponer medidas autoritarias como el confinamiento excesivo o el toque de queda. Nada por la fuerza, todo por el convencimiento y la razón.

5.- El rescate económico debe hacerse de abajo hacia arriba. Primero, ayudar a los pobres y no centrar las acciones gubernamentales solo en destinar fondos públicos a empresas o a instituciones financieras en quiebra. No convertir las deudas privadas en pública, evitar el endeudamiento y menos aún si es beneficio de pocos y a costa del sufrimiento de muchos y de las nuevas generaciones.